Buscar

 
Chocolaterie since 1895
Chocante, ingenioso e informativo
Chocante, ingenioso e informativo

Chocante, ingenioso e informativo

Aquí encontrará diez hechos interesantes y curiosos del fascinante mundo del chocolate.  Algunos de ellos no sólo son mundialmente conocidos sino sorprendentes. 

Alemania –la nación golosa

De acuerdo con la estadística de las Asociación Federal de Confiteros Alemanes, los alemanes consumen en torno a 9,25 Kg de chocolate al año – el equivalente a 93 tabletas de 100 grs. Sin embargo, los alemanes son desbancados por sus vecinos los suizos que ocupan la «pole position» con 11,6 kg por cabeza.

No sin mi chocolate

Escritores y filósofos alemanes fueron pronto víctimas del tentador dulce. Goethe, por ejemplo, nunca salía de viaje sin llevar algo de chocolate consigo. Al renombrado amante veneciano Giacomo Casanova también le encantaba estimular sus sentidos con chocolate antes de emprender sus románticas escapadas.

Chocolate contra la Ley

La Ley Común inglesa contiene una claúsula particularmente cuestionable. Se prohibe comer chocolate a las mujeres en transporte público. ¡Es suficiente para cuestionarse la cordura de los ingleses!

Pregunta delicada pero crucial en torno al chocolate

En los siglos 17 y 18, el chocolate estaba literalmente en boca de todos. Una discusión, de poco menos de 200 años, en la que la Iglesia Católica discutía si el chocolate líquido debía ser permitido durante la cuaresma. La respuesta llegó de las más altas instancias: el Vaticano decidió que beber chocolate no ofendía los principios de la cuaresma.

Chocolate gigante

En 2010 la empresa Grand Candy Factory de Armenia creó un chocolate de monumentales dimensiones. Con motivo del 10º Aniversario, presentó una tableta de nada menos que 4,4 toneladas.

¿Dónde guardar la tableta de chocolate?

Al chocolate le gusta ser guardado en sitios oscuros, cálidos y secos. Preferiblemente, en una despensa, donde el aroma puede desarrollarse mejor.

Fertilizante aromático

Tal y como sabemos, sólo el contenido del fruto del cacao es procesado para hacer chocolate. Pero, ¿qué ocurre con la cáscara? También se le ha dado un uso inteligente. Las cáscaras del fruto de cacao sirven, según los expertos, como abono natural. Su uso como abono tiene dos ventajas: por un lado se evita la proliferación de malas hierbas y por otro hace imposible la vida de los caracoles. Y, huelga decir, su olor es mucho más agradable que el de los abonos tradicionales.

¿Chocolate en su propio jardín?

La flor del chocolate (en latín «Cosmos atrosanguineus») lo hace posible. Especialmente en las calurosas tardes de verano se desarrolla el apetitoso aroma amargo del chocolate. Esta excepcional planta decorativa, conocida como «flor del chocolate», difiere de la auténtica planta de chocolate, «belardiera lyrata», fundamentalmente por el color de la flor que varía desde el tono marrón de las oscuras violetas hasta el rojo oscuro.

Histeria de chocolate en Japón

Todos los años, el 14 de febrero, por San Valentín, las tiendas japonesas esperan multitud de clientes. Los fabricantes de chocolate estiman facturar el 20% de su ingreso total anual. Las mujeres japonesas no solo regalan chocolate a sus parejas sino a todos los hombres de su entorno y de acuerdo a una especial jerarquía de amistad. El jefe recibe un regalo de chocolate de alta calidad y compañeros, que nos son particularmente queridos, reciben el llamado «Chocolate Giri» (literalmente «Chocolate obligado»).

¿Mata el chocolate el acné?

Puede que no se lo crean, pero el chocolate es, en realidad, bueno para la piel. El secreto está en el cacao. El rico contenido de antioxidantes atrapa los radicales libres producidos por el estrés y protege la piel de las particulas dañinas. Cuanto más alto el porcentaje de cacao, más protege el cacao la piel. Asimismo, este delicioso alimento es rico en zinc –un mineral que es utilizado en terapias contra el acné.